Etiquetas

miércoles, 8 de agosto de 2018

El Marginal: Impresiones en esta mitad de temporada



Anteriormente reseñé la Primer Temporada de El Marginal y desde entonces quede con la expectativa de que estrene la segunda temporada. Hoy, a minutos de haber terminado el cuarto capítulo (son 8 en total) es que puedo hacer una pequeña recapitulación de los hechos y de mis impresiones sobre esta serie.



Sinopsis:

La serie nos ubica en un tiempo anterior en el que transcurre la primera temporada. A lo largo de estos episodios veremos la llegada al penal de los Hermanos Borges y su camino hacia el poder y los privilegios. Para lograrlo, deberán destronar al Sapo Quiroga.




Opinión:

En la anterior reseña se destacaba la calidad del elenco a la hora de interpretar a sus personajes. Dotándolos de carisma y rasgos memorables que hacían que uno se quede cantando que "llegaron los pibes mas picantes del condado" o que imite la risa del Morcilla. Si bien estos personajes siguen vigentes, al tratarse de una precuela, se ha notado una baja en cuanto a la calidad de los personajes que están haciendo su estreno en la serie. Personajes como el anestesista o el tartamudo no despiertan realmente mucha empatía. Ni hablar del personaje de Oaky (Rodrigo Noya) cuyo papel en la serie es la de hacer de "poronga intelectual".

Rodrigo Noya, el pichón de poronga. 

De hecho, se ve que ni los guionistas se creyeron que este pibe podía hacer de villero dado que tratan de justificarlo argumentalmente  diciendo que terminó la secundaria y escribe poesía. Así y todo, tiene un papel importante siendo el creador de la Sub- 21. La facción de pibes jóvenes unidos en contra de la tiranía del Sapo.

Quizás la excepción a todas las nuevas incorporaciones sea Roly Serrano interpretanto al Sapo Quiroga. El temible villano y rey de los presos del penal de San Onofre. Pero bueno, cabe destacar que su capacidad como actor y en este tipo de personajes es indudable.



Antín, el director del penal recurre a un recién ingresado Mario Borges para dar fin a la monarquía del Sapo Quiroga. Así, Marito y sus secuaces toman acción para destronar de una vez por todas al cerdo troglodita. 

Lamothe ha demostrado ser un tronco en la actuación. En cuanto a Diosito, lo veremos en una etapa mas inocente. Aún no tan contaminado por la realidad carcelaria. Pero siempre igual de psicópata.



Se armó la gorda...

Luego de un ataque por parte del grupo de Mario Borges,apadrinado por el director del penal, el Sapo Quiroga buscará venganza atacando a uno de los hombres de confianza de Mario. Así, y tras la traición del protagonista (y médico personal de Quiroga) quedan las condiciones dadas para que se venga el bardo.

La Sub 21 aliada de los Borges

El mid season nos deja con San Onofre en un punto máximo de tensión con la guerra contra el Sapo Quiroga a punto de estallar y con Oaky como referente de la Sub 21.



Conclusión:

A lo largo de estos capítulos se nota como han dotado la serie de escenas mucho mas violentas. Tal es el caso del policía asesinado y cocinado en empanadas tucumanas por dar solo un ejemplo.Si bien es cierto que aún faltan capítulos por ver y que la serie no ha decepcionado.Sigue necesitando de algo que la haga superar a la primera temporada que supo destacar internacionalmente. Habrá que esperar para ver...











2 comentarios:

  1. Ojalá todos se diviertan.

    Atte: Marge Simpson

    ResponderEliminar
  2. Era sabido que tenia que jugar 4231 sampalobby

    ResponderEliminar